Coches de ocasión, gerencia o km 0: ¿Qué son y qué los diferencia?

Cuando nos planteamos la compra de un vehículo nos surgen numerosas preguntas ante las diferentes opciones que podemos encontrar. Los diferentes escenarios pasan por los coches de ocasión, los de km 0 o el mercado de segunda mano. Sin embargo, es importante que tengamos claras las características de cada uno de los mercados.

¿Adquirir un coche nuevo o uno de ocasión ?

Lo primero que se nos viene a la cabeza cuando queremos cambiarnos de coche es optar por uno nuevo. En este caso, podemos personalizar el vehículo a nuestro gusto. Ese auto no habrá salido de la fábrica y, por tanto, podremos elegir detalles como el color, los extras que podemos añadir al propio vehículo, los acabados o el equipamiento. Sin duda, es el coche ideal para cada uno.

No obstante, los precios cuando optamos por un coche totalmente nuevo también suelen ser más elevados que cuando optamos por otro tipo.

Coches en stock

Cuando acudimos a un concesionario siempre nos encontramos con vehículos expuestos en las galerías. Ese tipo de coches se pueden comprar y presentan algunas diferencias respecto a los nuevos. En ese caso, son autos sin matricular pero en los cuales no podremos elegir los accesorios, ni el color ni los equipamientos. De esta forma, son coches que ya vienen predefinidos.

No obstante, presentan algunas ventajas que debemos tener en cuenta. Por un lado, su precio es más reducido que uno completamente nuevo. Por otro, no deberás esperar para poder llevártelo. Está ya listo a falta de matriculación. Sin embargo, cuando optamos por uno nuevo, si no está en stock, debemos esperar un poco más a que lo puedan producir y tenerlo listo para completar la venta.

Coches km 0 ya matriculados

Los coches que son de kilómetro 0, aunque sean totalmente nuevos y a estrenar, tienen la particularidad de que ya han sido matriculados. Por tanto, cuando vamos a comprarlos su precio de venta será más bajo que los de un coche que está en el taller y aún debe matricularse. El proceso de matriculación inicial va a nombre del concesionario o del lugar en el que lo compremos. Una vez hayamos finalizado la venta, la propiedad del vehículo se transfiere a nosotros.

Sin embargo, en otros casos, también podemos encontrarnos que este tipo de coche ya haya circulado, aunque generalmente serán menos de 100 kilómetros. La ventaja principal es que el precio por un coche km 0 es mucho más bajo que el de un coche cien por cien nuevo.

Coches de gerencia de trabajadores

Los coches de gerencia guardan muchas similitudes respecto a los de kilómetro 0. Sin embargo, en este caso, se trata de vehículos que han sido utilizados por trabajadores de la empresa, aunque por un período corto de tiempo. Por tanto, los de gerencia están indicados si queremos adquirir un vehículo prácticamente nuevo (los períodos de uso nunca superan los 6 meses) a un precio competitivo y, además, validado por el fabricante.

Los coches que usan los trabajadores de la propia empresa suelen recibir revisiones continuas para garantizar que funcionan correctamente.

Coches de segunda mano u ocasión

Finalmente, para completar la comparativa nos encontramos con los coches de ocasión o de segunda mano. En este caso, como su nombre indica, este tipo de vehículos ya han sido usados por un propietario y han podido tener un desgaste completamente normal y habitual en el ciclo de vida de un auto. En líneas generales, cuentan con más de dos años de antigüedad, aunque el número de kilómetros puede variar según el uso que se les haya dado.

Obviamente, cuando nos planteamos comprar un segunda mano estamos priorizando un precio más reducido ante un coche nuevo que procede de fábrica. Por ello, es importante que revisemos bien los diferentes aspectos del vehículo antes de decidir realizar el pago o confiar en un concesionario de referencia que sabes va a revisar absolutamente todos los aspectos y darte una garantía de 1 o 2 años por el vehículo de ocasión.

Coches seminuevos

Dentro de los coches de segunda mano también podemos encontrar los denominados seminuevos que guardan unas características especiales que merece la pena conocer. En estos casos, hablamos de vehículos que no superan ni los dos años desde su matriculación ni tampoco los 25 000 kilómetros. En este sentido, no estamos hablando de coches totalmente nuevos, pero sí de un tipo de coche en el cual se puede ofrecer hasta uno o dos años de garantía, dependiendo del modelo en concreto.

Por tanto, se trata de coches que han tenido un uso mínimo, en el cual el precio será bastante menor y cuyo buen funcionamiento podremos aprovechar muchos más años. Por tanto, cuando buscamos coches de ocasión es importante explorar todas las opciones para encontrar la más adecuada.

No hay comentarios

Agregar comentario

× ¿Cómo puedo ayudarte?